Nociones de óptica fisiológica

Dice Helmholtz, que la óptica fisiológica, es la ciencia de las impresiones recibidas mediante el órgano de la vista. Hay que distinguir tres partes: una parte físico-fisiológica, que se ocupa de la estructura del ojo y de la propagación de los rayos luminosos en el interior del mismo; una parte puramente fisiológica que trata de las sensaciones producidas por la luz sobre los elementos impresionables del ojo y finalmente una parte psicológica consagrada al problema de saber de que modo llegamos, mediante estas sensaciones a una representación determinada de los objetos del mundo exterior.

Consideremos la estructura del ojo humano, el corte horizontal de la página anterior, nos muestra que el globo del ojo consta de una triple membrana, que rodea la parte interior, esta consta de un líquido, el humor acuoso que llena la cámara  anterior, del cristalino y de una sustancia gelatinosa y transparente, el humor vítreo, que ocupa la cámara posterior. La capa externa que rodea al ojo, está formada por una membrana fibrosa, opaca, muy resistente y de color blanco, llamada esclerótica. La cara anterior más convexa y transparente se llama córnea. La esclerótica está atravesada por el nervio óptico y por pequeños vasos sanguíneos (arteria y vena centrales de la retina). Interiormente la esclerótica está tapizada por la coroide, que está formada por todas las ramificaciones de los vasos sanguíneos y cuyas Células encierran un pigmento negro absorbente; esta segunda membrana se ensancha en su parte anterior y termina en el borde de la córnea por una especie de franja que contiene un músculo particular (tensor de la coroide, músculo de Brueck), los procesos ciliares y una membrana opaca, el iris, de coloración diferente según los individuos y atravesada por un orificio circular y central llamado pupila. La coroide y el iris forman la capa media (úvea) de la membrana del ojo. La coroide está cubierta hacia el interior por la retina, que no es más que la terminación del nervio óptico en filamentos muy tenues. La córnea tiene aproximadamente la forma de un elipsoide de revolución; el radio de curvatura de su cara anterior es aproximadamente de unos 8 milímetros; los índices de  refracción de la córnea y del humor acuoso difieren muy poco entre sí.

Examinando su estructura encontramos sucesivamente de adelante hacia atrás:

  • La córnea transparente  ó protuberancia anterior
    Que se continúa en el resto del globo ocular con el nombre de esclerótica, es una ventana transparente que permite el paso de los rayos de luz al interior
  • El Iris
    Detrás de la cornea y separada de esta por un pequeño compartimento que contiene un líquido claro el humor acuoso que la nutre, se encuentra una membrana plana, opaca y coloreada que da a los ojos su color característico  según los individuos, y perforada por un orificio llamado pupila que sirve de diafragma al cristalino, que regula la cantidad de luz y corrige la aberración de esfericidad permitiendo solo el paso de los rayos luminosos próximos al eje del cristalino.
  • El Cristalino
    Es un cuerpo transparente, biconvexo, incoloro, cuya cara anterior tiene menos curvatura que la posterior. Costa de varias capas de densidad diferente; la externa es blanda, casi gelatinosa (cristaloide), el núcleo está constituido por una sustancia más dura y perfectamente elástica (fibras cristalínicas colocadas unas sobre las otras como las capas de una cebolla), rodeada de unos músculos llamados ciliares, que le permiten variar los radios de curvatura de sus caras (a este mecanismo se atribuye la acomodación). Cada capa tiene una estructura fibrosa. El índice de refracción de la capa exterior del cristalino es de 1,405, el de las capas medias aproximadamente 1,429 y el del núcleo 1,454. Es mantenido en su lugar por un ligamento suspensorio denominado Zonula de Zinn, que consiste en un anillo circular que se asienta en el cristalino y está ligado a las fibras musculares o “procesos ciliares” Está situado detrás de la pupila y refracta la luz, para conseguir una imagen enfocada en la retina.
  • El Humor Acuoso
    El humor acuoso llena dos espacios: la cámara anterior, entre el iris y la córnea y la cámara posterior, entre el iris y el cristalino. Es un líquido claro muy fluido, de índice muy parecido al agua, la cámara anterior y la posterior se comunican  por el orificio de la pupila.
  • Humor Vítreo
    Entre el cristalino y la retina hay un gran compartimento que contiene un líquido viscoso, es una sustancia incolora y gelatinosa (con aspecto de clara de huevo), que llena la cavidad interna del ojo, llamado humor vítreo y que constituye la mayor parte del volumen del globo ocular. Está contenido en una envoltura o bolsa muy tenue llamada saco hialino o membrana hialoide.
  • La Retina
    Es una delgada pantalla cargada de terminaciones nerviosas, tiene mayor espesor (0,22 mm) en la parte posterior opuesta a la pupila y allí, alrededor del punto por donde pasa el eje óptico del ojo, se encuentra la mancha amarilla, qué es el punto más sensible, donde se reúne la mayoría de los tenues extremos del nervio óptico, y que termina en células de una forma particular, llamadas conos y bastoncillos. La retina contiene también la púrpura retiniana, sustancia poco estudiada que se descompone bajo la acción de la luz y vuelve a producirse en la oscuridad. Es una membrana rojiza que tapiza la parte interna y posterior del ojo y resulta de la expansión del nervio óptico
  • La Coroides
    Está situada entre la córnea trasparente y la retina, tapizando la parte interna.